El rincón de Jesús y Mariví

PortadaPerfilesMi trabajoViajesEventos

 

             AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOORENSE

De Parada de Sil a San Pedro de Rocas

        En esta ruta visitamos La población de Parada de Sil, el Monasterio de Santa Cristina,  el Monasterio de Santa María de Montederramo, el Monasterio de Santa María de Xuqueira Espadanedo y al final del trayecto el Monasterio de San Pedro de Rocas

 

  

 

  

 

Homenaje al Barquillero

Monasterio de Santa Cristina

  

 

 

     

 

 

  

   

Monasterio de Santa María de Montederramo

Declarado Bien de Interés Cultural en el año 1951, se encuentra en el mismo pueblo de Montederramo, presidiendo la Plaza do Mosteiro.

Su origen parece haber sido en la antigua iglesia de San Juan, donde radicaba como Monasterio en el año 1124. Como Monasterio del Císter fue fundado por Doña Teresa, hija de Alfonso VII, en 1142, trayendo monjes franceses de Claraval. Otros autores lo dan como cisterciense en el año 1153, en que tomó la advocación de Santa María. En el año 1528 se unió a la Congregación del Císter, en España, comenzando entonces la reconstrucción del edificio, incluso la iglesia, perteneciendo la mayoría de las obras al siglo XVI. La iglesia, esbelta, presenta una planta de cruz latina con tres naves de cinco tramos en el brazo mayor; brazos laterales marcados en planta, cinco capillas rectangulares, la central mayor. Las naves tienen bóvedas de crucería de supervivencia ojival, con lunetos y artesonado. En el crucero, la cúpula sobre pechinas con cupulín. La fachada es plana y fría. Se empezó la iglesia en el año 1598, siendo maestro de obras Juan de Tolosa, de la Compañía de Jesús, autor del Hospital de Medina del Campo, además de otros autores. Se acabó de construir en el año 1607, grabado en el remate de la fachada.

   

La fachada es una de las grandes de la arquitectura renacentista gallega, muy sobria como el resto de la obra. En la hornacina se puede ver la imagen pétrea de la Virgen atribuida a Alonso Martínez.

 

El monasterio dispone de dos claustros, el más antiguo es de estilo ojival evolucionado, cuadrado, de cinco arcos semicirculares por lado y bóvedas estrelladas de nueve claves; el cuerpo superior ofrece arcos y ventanas por tramo renacentistas y barrocas. El segundo claustro, el de la hospedería. Fue construido, para dar servicio de acogida a quienes solicitaban la hospitalidad de Montederramo. Es de planta cuadrada. Su cuerpo inferior está formado por cuatro esbeltos arcos de medio punto por cada lado con columnas de fuste liso y capitel alcarreño. En las enjutas de los arcos del piso inferior se labraron los medallones con bustos en altorrelieve, de los que destacamos al emperador Carlos V y su hijo Felipe II.

Monasterio de Santa María de Xunqueira de Espadanedo

Este monasterio es uno de los más visitados de Ribeira Sacra, y ciertamente cuenta con muchos elementos que lo hacen digno de visita. Además, ha pasado por muchos estilos arquitectónicos a lo largo de su historia, desde el románico hasta el barroco. 

     

El monasterio de Santa María de Xunqueira de Espadanedo es uno de los más importantes de Ribeira Sacra, siendo visitado por más de 3500 personas anualmente. Sus orígenes hablan de 1170 como el año en el que el monasterio se une al de Montederramo como abadía cisterciense. Cuenta con muchos elementos que lo hacen digno de visita, entre ellos, los numerosos estilos arquitectónicos que registra, desde el románico hasta el barroco.
 

   

El monasterio cisterciense de Santa María de Xunqueira de Espadanedo tiene su origen en un cenobio altomedieval que se consolida como benedictino en el siglo XII. A finales del XII se integra en la orden del císter de la mano del vecino monasterio de Montederramo. De la época medieval conserva la iglesia de planta basilical con tres naves rematadas en ábsides semicirculares. En el templo destacan el altar pétreo, la pila bautismal y una interesante colección de capiteles historiados. En la Edad Moderna (s. XVI-XVIII) se reedificará el Claustro Regular y posteriormente se levanta ex novo la Hospedería y Portería. La fachada de la iglesia, al igual que la torre, se reconstruye entre 1801-1802. 

Las cabeceras de los ábsides medievales se visten con retablos modernos que se explican en la Contrarreforma. El programa iconográfico del templo gira en torno a dos temas fundamentales: la figura de María (retablos principal y de la entrada) y la exaltación del monacato occidental en la figura de sus fundadores, San Benito de Nursia y San Bernarno (retablos barrocos). 

 

En el Monasterio se desarrollan diferentes actividades, exposiciones artísticas en el Claustro Regular y, a mediados de agosto ''Maridaxes no Solpor'': músicas medievales y degustación de productos típicos de Ribeira Sacra. 

Monasterio San Pedro de Rocas

El monasterio de San Pedro de Rocas está situado en el monte Barbeirón, rodeado de formaciones rocosas que pudieron darle nombre a este lugar.

Lo primero que  encontramos al llegar es lo que se conoce como Casa Prioral, edificio de finales del siglo XVII que probablemente ocupa el solar donde estaba ubicado el primitivo monasterio que desapareció al ser destruido en uno de los múltiples incendios que asolaron este lugar. En la actualidad acoge un centro de interpretación de Ribeira Sacra.

 

A su lado, está la iglesia que es con toda seguridad la parte más importante del conjunto arquitectónico. A finales del siglo VI no existiría nada de lo que actualmente conforma el conjunto a excepción de las cuevas. Tres cuevas horadarían la montaña y en ellas vivirían haciendo una vida semicomunitaria o tal vez ya en completa comunidad, seis varones. Sabemos que estos constituían un grupo cristiano. La iglesia,  fue conformada tal y como la vemos hoy en día, entre los siglos XII y XIII. Se dotó a las naves de una fachada por medio de arcos añadidos en dos de los accesos a las mismas. Tiene una capilla central y dos laterales. Mirando de frente desde la puerta de acceso, en la capilla lateral izquierda se encuentra un sepulcro bajo un arco, tal vez el de Gemodus. En la pared que queda bajo el arco, entre los años 1175 y 1200, se realizó una pintura mural sin precedentes en Galicia que tiene la peculiaridad de ser el único mapamundi mural que hasta ahora se conoce de época románica. El mapa, describía  la diáspora apostólica, aunque los problemas de humedad lo han deteriorado.

    

Otra de las peculiaridades de San Pedro de Rocas es que conserva en el piso de la iglesia una serie de sepulcros antropomorfos.

   

El campanario ha sido y probablemente será el símbolo de este monasterio. Aunque se trata de una espadaña bastante frecuente en Galicia, la hace diferente de todo lo que hasta ahora podamos haber visto su ubicación, ya que se encuentra sobre un monolito de roca natural de gran altura.

    

Comienzo de página                         mapa Ribiera Sacra              mapa ORENSE