El rincón de Jesús y Mariví

PortadaPerfilesMi trabajoViajesEventos

 

             AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOASTURIAS

CUDILLERO

Cudillero es el puerto pesquero más típico de Asturias, con sus casas colgadas de la montaña y mirando hacia el mar. Además de un paseo por al casco antiguo de la villa, merece la pena visitar el Palacio de Selgas y deleitarse con su gastronomía en cualquiera de los restaurantes de la plaza.

Llegamos a Cudillero y aparcamos en la zona del puerto . El Puerto Pesquero de Cudillero es uno de los puertos pesqueros más típicos de Asturias, con sus casas colgantes en las laderas de la montaña, todas con vistas al mar. La pesca es una de las principales fuentes de ingresos de la población y su puerto está considerado como uno de los más importantes de toda la región. Todo el paseo es un lugar con gran actividad, donde se degustan en sus bares y restaurante los típicos productos del mar recién llegados a puerto.

   

Paseamos hacia el pueblo

Nos acercamos a la plaza a través de un puente

Llegamos a la plaza que está repleto de restaurantes con sus terrazas

Por el casco viejo del pueblo

 

Panorámica con el  Ayuntamiento

Al fondo vemos  la Iglesia Parroquial de San Pedro - Cudillero - La Iglesia Parroquial de San Pedro, patrón de la Villa, fue construida en el siglo XVI gracias a las aportaciones de los vecinos del pueblo. Se encuentra situada a escasos metros del puerto. Es un templo de estilo gótico de una sola nave con bóveda de crucería, ábside semicircular y capillas laterales, que posee una portada barroca y una torre de planta cuadrada. Fue destruida durante la Guerra Civil y posteriormente reconstruida. Su interior guarda tallas barrocas de gran valor, entre las que destaca la que representa a San Francisco y San Pedro Arrepentido, obra de Antonio de Borja. Ha sido declarada Patrimonio Histórico Artístico.

Comimos en la plaza donde se encuentra el  restaurante  Isabel.

Vistas desde la ventana del restaurante

Finalizamos la visita de este bonito pueblo

PRINCIPIO PÁGINA                           LUGO