El rincón de Jesús y Mariví

PortadaPerfilesMi trabajoViajesEventos

 

 

             AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOCADIZ

CÁDIZ  CAPITAL

Conocida como la «Tacita de Plata» y considerada la ciudad más antigua de Occidente, con más de 3000 años de antigüedad, Cádiz cuenta con numerosos atractivos turísticos como barrios históricos con callejuelas por las que perderte, vistas privilegiadas desde sus altas torres, playas para relajarte y ver el atardecer, castillos inexpugnables y una gastronomía para chuparte los dedos con platos como el famoso pescaíto frito, el cazón en adobo o la tortilla de camarones, entre otros muchos.

 

Plaza de la constitución. Puerta de entrada al casco histórico de Cádiz

La ciudad de Cádiz cuenta con cuatro playas, que suman una longitud total de 7,2 kilómetros. La visita a sus playas es una de las cosas más importantes que hacer y que ver en Cádiz. La más concurrida y la que cuenta con más servicios es la playa Victoria, que tiene una longitud de 2.500 metros

     

Uno de los principales reclamos turísticos que ver en Cádiz es su hermoso paseo marítimo, el cual para muchos guarda una gran semejanza con el malecón de La Habana. Un paseo repleto de gatos callejeros y gaviotas, con la imagen de la catedral de fondo, Aquí se encuentra la peña cultural, folclórica y recreativa.

 

Vista de la catedral desde el paseo marítimo

 

 La Iglesia de Santiago de Cádiz, situada en la Plaza de la Catedral, fue la sede del Colegio de la Compañía de Jesús en esta ciudad, del que hoy solo queda la iglesia.Tras del asalto y saqueo sufrido por la ciudad de Cádiz en 1596 por las tropas angloholandesas al mando del conde de Essex, el Colegio quedó en tan mal estado que hubo de reedificarse su primitivo templo, ahora en el estilo manierista iniciado por Vignola para el Gesú de Roma y seguido luego en los planteamientos generales de la gran mayoría de las iglesias jesuíticas.
De planta de cruz latina, con amplia nave y crucero con cúpula sobre pechinas, cuenta con pequeñas capillas que se comunican entre sí en lo que serían las naves laterales del templo. Las trazas de esta iglesia, de 1635, son obra del hermano jesuita Alonso Romero, prolongándose la ejecución de las obras durante unos doce años.
La fachada principal se encuentra situada a los pies, hacia la Plaza de la Catedral, y se presenta organizada mediante pilastras pareadas de estilo jónico realizadas con la habitual piedra ostionera, tan característica de esta ciudad. Cuenta con dos portadas de mármol de estilo manierista, una en su frente a la plaza y la otra a la calle de Santiago; y un sola torre en esquina realizada en dos cuerpos de altura, de planta octogonal el superior, acabada en una singular cúpula con remate bulboso, obra del siglo XVIII.

   

Con nombre y apellidos es la Santa y Apostólica Iglesia-Catedral de Cádiz, una de las paradas más emblemáticas y famosas de Cádiz. También conocida como "Santa Cruz sobre el mar" o "Santa Cruz sobre las Aguas", no es la primera catedral que existió en este lugar, pues anteriormente hubo una Catedral Gótica cuya construcción estuvo bajo el mandato de Alfonso X. Este edificio de estilo barroco y neoclásico fue erigida durante la época dorada de Cádiz del siglo XVIII, cuando la ciudad era el epicentro del comercio entre América y Europa, y tardó casi 100 años en rematarse. El objetivo era que fuese más alta que la Giralda de Sevilla, y para lograrlo llegaron incluso a destruir casas, pero la época dorada dejó de brillar, y se transformó en un simple anhelo...

        

A unos pocos pasos de la catedral se encuentra uno de los lugares más importantes que ver en Cádiz y uno de los núcleos centrales de la ciudad, la impresionante y bella Plaza San Juan de Dios. La plaza se encuentra repleta de palmeras y cuenta con fuentes que bailan al son de la música y cambian de color. En ella destacan interesantes edificios como la iglesia de San Juan de Dios, la Casa de los Pazos Miranda y el Ayuntamiento 

 

El Ayuntamiento resultado de dos etapas; la primera y principal neoclásica, iniciada en 1799 por el arquitecto Torcuato Benjumeda, y la segunda correspondiente al período isabelino, obra de García Alamo.

 

 

 

El Barrio del Pópulo, situado a la entrada del casco histórico, entre el Ayuntamiento y la Catedral, es el más antiguo que ver en Cádiz y su verdadero núcleo medieval, cuyo origen se remonta al siglo XIII. Sus pequeñas calles adoquinadas están repletas de bares donde tapear y salir por la noche. Sin duda alguna una de las mejores cosas que hacer y ver en Cádiz.

     

     

 

La Plaza de las Flores es uno de los rincones con mayor encanto que ver en Cádiz. Se caracteriza por sus vistosos y coloridos puestos de flores. La zona central de la plaza se encuentra ocupada por el monumento a Columela, homenaje a uno de los personajes más ilustres de la historia de Cádiz, Lucius Iunius Moderatus, autor de la primera obra escrita sobre agricultura. Su vitalidad se ve incrementada durante las fiestas de Carnaval, pues en la inmediata plaza de la Libertad se centraliza buena parte de las actuaciones callejeras de las agrupaciones.

  

Uno de los lugares para tomar el pulso de la ciudad y observar la vida diaria de los gaditanos es el Mercado Central de Abastos, un mercado de estilo neoclásico y soportales con columnas dóricas, que se ha ido remodelando con el paso del tiempo para ofrecer el mejor producto de la zona en sus puestos de frutas, verduras, mariscos, carnes y pescados.
Además de comprar producto fresco de calidad, el mercado abrió hace un tiempo el Rincón Gastronómico, donde probar alguna de las especialidades de la ciudad como los churros de «La Guapa» o los chicharrones de Curro.

         

Caminando desde la Torre Tavira llegamos a la Plaza Fragela. Frente a la Casa de las Viudas y junto a la Facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz se encuentra ubicada la meca del carnaval y uno de los rincones más importantes que ver en Cádiz, el Gran Teatro Falla, que debe su nombre al hijo predilecto de la ciudad Manuel de Falla. De estilo neomudéjar, está construido en ladrillo rojo, y presenta tres grandes puertas de arco de herradura en su fachada principal, con dovelas alternas en rojo y blanco.

 

Continuando por el paseo desde el Parque Genovés llegamos al Castillo de Santa Catalina, una fortificación ubicada en la playa de La Caleta que se adentra en el mar gracias a unas escolleras. Fue construido a finales del siglo XVI siguiendo los planos del ingeniero Cristóbal de Rojas. Posee planta estrellada de influencia italiana y sirvió de prisión militar. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1985.

La estructura se mantiene prácticamente intacta desde la Edad Moderna y nos deja un recuerdo muy fiel y realista de cómo eran las construcciones de aquellos años, de su estilo y sus materiales y, sobre todo, de su historia. Actualmente dentro del castillo se realizan exposiciones y actividades culturales, se le ha dado un uso ocioso-cultural muy interesante que, sobre todo, permite que el edificio no caiga en el abandono y siga albergando vida.

 

  

Sin lugar a dudas la más conocida de todas es la playa de La Caleta. En esta playa de 450 metros de arena y aguas tranquilas se reúnen muchas familias gaditanas del barrio de La Viña, situado justo detrás, para pasar un buen rato y darse un chapuzón cuando el calor aprieta. Uno de sus inconvenientes es que al ser la única playa del casco antiguo, está siempre a rebosar, sobre todo cuando sube la marea y acorta el espacio para dejar la toalla siendo su momento cumbre cuando el sol se pone sobre el Atlántico salpicado de barquitas de pescadores

  

Al fondo el Castillo de San Sebastián y a la derecha el antiguo balneario

 

Al fondo el Castillo de San Sebastián. Es el castillo más conocido de la ciudad gaditana y sus cimientos fueron construidos en base a unos previos. Su historia, no solo se remonta muchos años atrás, si no que involucra diferentes culturas. Se dice que, antes de que llegáramos nosotros para recordarlo con claridad, donde hoy se encuentra el castillo (una pequeña isla) hubo un templo fenicio de la Edad Antigua. Más tarde, mucho más, en 1457 un barco veneciano se instaló durante un tiempo en la isla, construyendo una ermita. Los venecianos ya utilizaron los restos de un faro antiguo para su templo y, en 1613, el faro se reemplazó por una torre atalaya.

 

Desde la playa de La Caleta continuamos hacia la catedral en este paseo marítimo de donde se disfruta de una bonita panorámica

     

 

 PRINCIPIO PÁGINA          siguiente Jerez de la Frontera             mapa de Cádiz