El rincón de Jesús y Mariví

PortadaPerfilesMi trabajoViajesEventos

 

             AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOLUGO

RINLO

Rinlo es una aldea marinera situada en la Mariña Lucense muy próxima a Ribadeo y a la frontera con Asturias.

Según cuentan los viejos del lugar, Rinlo es un pueblo con más de 500 años de historia que tiene sus orígenes como puerto ballenero. Hoy es un pequeño y pintoresco puerto pesquero que pertenece al concejo de Ribadeo. Sus 300 habitantes se distribuyen en unas 150 casas. Tiene la segunda Cofradía de Pescadores más antigua de España y traída de agua propia.

Es conocido popularmente como el lugar en el que se crían las mejores langostas, bogavantes y centollos de toda la Costa Cantábrica. Ello viene favorecido por sus batidas peñas que forman numerosas cuevas y recodos. Como anécdota podemos señalar que las antiguas discusiones y acuerdos de la población de Rinlo se hacían teniendo el mar como testigo presencial en un lugar conocido como "O Cantal". Su fuerte carácter Marinero puede apreciarse en detalles como casas colgadas sobre los acantilados, tejados expuestos a vientos y tempestades, entrada del mar en el casco urbano y Estrechas calles asomadas al mar. En la rocosa costa de Rinlo Predominan las pizarras y los esquistos. Una característica de esta zona de la costa cantábrica es la gran cantidad de acantilados que presenta. La fuerte agitación que habitualmente presenta el mar ha labrado en la roca un paisaje lleno de abundantes grutas que constituyen verdaderos paraísos para las diferentes especies de mariscos.

      El nuevo puerto fue construido en 1905. Es sin duda uno de los atractivos más bonitos de ver. Reforzado y arreglado su muro de contención (septiembre de 1994) y rodeado en su totalidad por el paseo marítimo, es el lugar preferido por rinlegos y turistas para su encuentro con el mar.

Paseo junto a la población

 

Acudimos a visitar la playa de Las Catedrales que se encuentra a 5 kilómetros.

La playa de las Catedrales está situada a escasos km de Ribadeo. Durante todo el año, son miles los visitantes los que se acercan a esta playa a contemplar el hermoso trabajo que han realizado el viento, mar y tiempo.

¿Por qué Las Catedrales? Pues porque las bóvedas, arcos, las galerías, las cavernas que el agua y el viento han esculpido en las rocas nos lo recuerdan, pero además los murmullos y los silbidos del viento al filtrarse entre los huecos y las chimeneas suenan como las notas de un órgano.
 

Debemos ir en marea baja, ya que en alta, la zona de las "Catedrales" es prácticamente imposible de pasear. El problema de la visita, son sus mareas, pues solo se puede visitar (bajando a la playa), durante la marea baja, y teniendo suerte de pillar una época de mareas largas, ya que si es época de mareas cortas, apenas llegará el tiempo para adentrarte en ella, ya que enseguida empieza a subir. Existe un equipo de salvamento y socorrismo en la misma playa, que están continuamente pendientes y avisando para que la gente no se adentre demasiado en estos casos.

  

  

    

Las paredes de las rocas se encuentran repletas de mejillones y percebes

 

  

Regresamos al pueblo pesquero de Rinlo donde comimos el arroz caldoso con marisco y bogavante que teníamos reservado

  

PRINCIPIO PÁGINA                           LUGO

ENLACES

Restaurante La Cofradía