El rincón de Jesús y Mariví

Mi trabajoEventosPortadaviajesPerfiles

  

          AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIO ESPAÑA NAVARRA 

Ruta 1 de Luzaide-Valcarlos a Ochagavia

Llegamos por Francia hasta Luzaide-Valcarlos donde comenzamos esta ruta. Está situado en la muga con la Baja Navarra, a unos 64 km. de Pamplona. Tiene una población de 460 habitantes y una extensión de 4.470 Has distribuidas en tierras de labor y prados, en montes de hayas, castaños y robles, en terreno raso y helechales y en terreno improductivo. Pertenece a los Valles Pirenaicos Centrales. Limita al N y al E con Baja Navarra, al O con Baja Navarra y Orbaizeta y al S con Auritz-Burguete, Orreaga-Roncesvalles y Orbaizeta.

   

 

 

  

Salimos del pueblo y nos dirigimos a nuestra siguiente etapa :  El puerto de Ibañeta

 

          Es un paso en los pirineos españoles . Se encuentra a 1057 msnm de altura y se conecta a través de la carretera nacional N 135 entre Valcarlos y Roncesvalles. En la cumbre se encuentra la capilla moderna de San Salvador, que sustituyó a una antigua capilla.

  

 

 

Descendimos y llegamos a  Orreaga-Roncesvalles. Es un bello paraje forestal ubicado en el Pirineo navarro, que ocupa cerca de mil hectáreas y que es el punto mayoritariamente elegido por los peregrinos para iniciar el Camino de Santiago en España. El conjunto monumental de la Colegiata de Orreaga/Roncesvalles, antiguo hospital de peregrinos y tumba del rey Sancho VII el Fuerte, es un excelente ejemplo de arquitectura medieval, un espacio mítico.

  

   

         En un paisaje circundado por hayedos, abetales y robledales, se alza majestuosa la Colegiata de Santa María de Orreaga/Roncesvalles.  Aquí se celebra diariamente la misa de los peregrinos, de lunes a viernes a las 20:00, y los sábados y domingos a las 19:00 horas. La Colegiata fue construida a finales del siglo XII y principios del XIII. La explanada de acceso nos conduce hacia la Casa Prioral y el Museo Biblioteca para después, a través de un pequeño túnel de bóveda rebajada, acceder a las principales construcciones.

   La

 La restaurada Iglesia Colegial de Santa María, consagrada en 1219, responde al estilo gótico francés y cuenta con una torre defensiva del siglo XIV. Su altar mayor está presidido por la imagen de Santa María de Roncesvalles (XIV), una talla gótica de madera revestida con plata que, según la leyenda, apareció milagrosamente por el anuncio nocturno de un ciervo en cuyas astas brillaban dos luceros.

  

    

      

Pasamos por el túnel a la zona donde se encuentra el antiguo hospital de los peregrinos reconvertido hoy en día en albergue para los peregrinos

 

A muy pocos kilómetros se encuentra el pueblo de  Auritz-Burguete. Acercarse a la historia de Auritz-Burguete es sumirse en un mundo mágico, ancestral con más de 30.000 años de referencias culturales y étnicas, que han configurado una forma de ser de sus gentes y una manera de afrontar la vida positiva. El visitante se encuentra, en una zona fronteriza, camino de paso de pueblos, historias de caballeros que cruzaron nuestros montes. Un Carlomagno herido, un Hemingway pletórico en sus visitas, un Juan Ramón Jiménez que correteaba por sus calles... Sentimientos de descanso, de paz, en sus piedras; doseles que recuerdan incendios trágicos, estelas funerarias indoeuropeas, árabes que en su paso conquistador no se asentaron en el valle. Un compendio de historia y de cultura para disfrutar.

  

La carretera nacional  pasa por el centro del pueblo, es la calle San Nicolás.

 

       La Iglesia Parroquial,  "San Nicolás de Bari", destaca por su construcción en piedra de sillería y posee una fachada renacentista de 1699 de la cual fue patrono la familia Oroz de este pueblo y en la que campea el escudo de esta familia cuyas armas utiliza desde 1945.  Fue labrada esta portada por Juan de Miura, natural de Bera. En su interior destaca el retablo mayor, obra barroca recientemente restaurada, procedente de la antigua iglesia de Sarriguren,  así como una campana de 1612.

 

 

          “Etxezuri”, casa de origen muy antiguo con amplia portalada y que posee el escudo de los Jáuregui, familia que apareció en Burguete en 1781 y que descienden de Gorriti, les corresponde nobleza y escudo con 8 cuarteles. El interior de la casa es un bello ejemplar de casa señorial del siglo XVIII. La casa perteneció a la familia Aguirre oriunda de Luzaide-Valcarlos donde también eran propietarios de la casa llamada también “Etxezuri”.

  

        Argizarigilearena” data de 1796, fue construida sobre las ruinas de la anterior, quemada como todas en la guerra de la Convención francesa, por José Ramón de Gúrpide. Tiene como escudo un jabalí negro paseante al pie de un árbol verde sobre campo de oro.  Destaca la fachada y el interior, pues se trata de un edificio bien conservado del siglo XVIII con una gran cocina central.

         La siguiente casa con las ventanas rojas es Oiarbide”, data de 1799, fue construida por Pedro Aguirre y  en ella estuvo refugiado el General Juan Prim en el año 1868 siendo su propietario Ciriaco Oyarbide; le dedicó una litografía firmada agradeciendo su hospitalidad. Se trata de un buen edificio del siglo XVIII.

   

 

        “Bergara”, apellido que se da en Burguete desde el siglo XV. En 1616 Pedro de Vergara es notario-escribano de los juzgados de la villa de Burguete, Valle de Aezkoa y del Cabildo de Roncesvalles. Su escudo es de 5 cuarteles, el primero una choa o grajo; en el segundo dos lobos; en el tercero 3 barras con conchas; en el cuarto una fiera rampante y en el cinco 8 bandas. Es un edificio de 1796 cuyo interior se encuentra muy bien restaurado.

 

  

Por la carretera en dirección hacia Ochagavia y a pocos kilómetros  llegamos y visitamos el pueblo de Garralda. Su existencia como pueblo se remonta al siglo XIII, aunque en su término se encuentran numerosos restos prehistóricos. El pueblo fue reconstruido tras un incendio ocurrido en 1898 que destruyó prácticamente todo el casco urbano. La iglesia se reconstruyó a principios del siglo XX en otro emplazamiento y con la piedra de la anterior, del siglo XV, en cuyos restos se encuentra hoy el cementerio municipal. El ayuntamiento, construido totalmente con piedra del lugar, se edificó en los años 60 del siglo XX. Existen numerosas casas con escudos del lugar: todas tienen el mismo con ligeras variaciones, el de Aézcoa, pues todos los vecinos del Valle son hidalgos desde 1169.

  

  

 

 

Estas puertas son muy típicas en esta zona del pirineo navarro

  

Continuamos nuestro recorrido en la ruta  y el siguiente pueblo que visitamos es Arive.  Se encuentra en uno de los rincones más bellos del Pirinero Oriental Navarro, constituyéndose como el centro geográfico y de comunicaciones del Valle de Aezkoa, famoso y alabado por la Selva de Irati y por sus inmensos e infinitos bosques de roble y haya.  Con una altitud de 701 metros sobre el nivel del mar y a una distancia de 45 minutos con la capital, Pamplona, y de diez minutos con Roncesvalles, es surcado por el impetuoso río Irati, cuyo nacimiento se encuentra precisamente en la citada Selva de Irati, unos pocos kilómetros aguas arriba

   

 

 

 

 

Atravesando el río Irati se encuentra este puente románico

       

 

Salimos del pueblo en dirección a Jaurrieta

   

 

         Entramos en el pueblo de Jaurrieta. Es uno de los catorce pueblos que forman el Valle de Salazar (Navarra). Es una villa pirenaica entre Orreaga/Roncesvalles y el Valle del Roncal. Tiene el atractivo de su proximidad con la Selva del Irati. Cuenta esta localidad con 256 habitantes dedicados en su mayor parte a las actividades agrícolas y ganaderas. Su término municipal tiene una extensión de 30,96 Km² sobre una altitud de 914 m rodeada de montes cuya altitud supera los 1.000 m.  Presenta un aspecto reluciente y pintoresco.

Panorámica del pueblo

 

    

 

   

Iglesia gótica de El Salvador

 

Nuestro siguiente destino dentro de la ruta es el pueblo de Ezcaroz. A tan sólo 2 km de  Ochagavia.

  

Su altitud es de 742 metros, su extensión de 29,3 Km², y su población de 352 habitantes. Por su situación geográfica el clima es de montaña.  Lo atraviesa el río Salazar. Las fiestas patronales se celebran del 16 al 20 de Julio en honor a la Virgen del Carmen. Pueblo ganadero, con ovejas rasas y vacas pirenaicas; Agrícola, se cultiva patata de siembra y consumo; y una gran parte de su extensión es forestal, con pino, haya y roble.

 

          La villa de Ezcároz cuenta con una Iglesia Parroquial de construcción gótica de un siglo XVI avanzado. En las viviendas tradicionales destacan las portaladas con grandes dovelas y las ventanas ajimezadas.

  

 

  

      Por fin llegamos al final de nuestro trayecto en esta ruta que es el pueblo de Ochagavia. En el lugar de confluencia de los ríos Zatoya y Anduña, hay un crucero pétreo de la primera mitad del siglo XVI.

 

 

Nos alojamos en esta casa rural situada junto a la iglesia en el número 47.

   

     Situada al norte del Valle de Salazar, a 764 metros de altitud, en la confluencia de los ríos Zatoya y Anduña, junto al bosque de Irati, Ochagavía se nos presenta como uno de los pueblos más típicos del Pirineo Navarro. Lo caracterizan, su puente medieval, sus calles empedradas y sus cuidadas casas situadas a ambos lados del río Anduña.

         La historia según la web del ayuntamiento, consta en la documentación del siglo XI con las grafías “Osxagauia” y “Oxssagauia”.  Cuando en el siglo XIV nacieron los tres quiñones o demarcaciones del Valle de Salazar, nuestra villa formó el tercero. La importancia demográfica y económica queda reflejada en la proporcionalidad de los representantes de los pueblos en la Junta. Los junteros administraron política y económicamente el valle. En 1.699 obtuvo, al igual que el resto de los quiñones, autonomía jurisdiccional, aunque la disgregación administrativa definitiva se efectuó en 1.864. No obstante subsistió la Junta General del Valle. A fines del siglo XVIII la villa sufrió una de sus mayores catástrofes. En el año 1.794 los franceses invadieron territorio peninsular y en Ochagavía destruyeron completamente 182 casas y 52 bordas. Antes de que mediara el siglo XIX la villa estaba ya reconstruida. Ochagavía se reconstruyó en el mismo emplazamiento y las tradicionales techumbres de madera se sustituyeron por otras de barro. Todavía, hoy, podemos recrearnos con las techumbres de tablilla de roble que conservan la torre de la iglesia y la ermita de Muskilda. Contaba entonces con una escuela de niños y otra de niñas. Servían la parroquia un vicario, de provisión del cabildo de Roncesvalles, y seis beneficiados, cuya presentación correspondía al rey o al cabildo, según el mes en que se diera la vacante.

    

      Las casas  se distribuyen a ambos lados del río Anduña, que cruza el pueblo por la mitad. Destaca por la arquitectura de sus casas, de tejados muy inclinados de teja plana y con algunas grandes construcciones de sillería, con amplios portalones y escudos. La construcción típica de Ochagavía son las casas de piedra, con tejados muy empinados a dos o cuatro aguas, separadas unas de otras por un espacio denominado “etxekarte”.

 

   

  

  

Iglesia de San Juan Evangelista :   Monumental obra con restos de la época medieval (hacia 1.200) y de los siglos XVI y XVII.

  

Fotos realizadas al atardecer y anochecer.

   

En esta sidrería cenábamos todos los días

Al día siguiente visitamos el Santuario de Nuestra Señora de Muskilda:.  Ermita románica del siglo XII restaurada a mediados del XVII. Su planta es rectangular y su torre está cubierta por un tejado cónico. El Santuario de Muskilda se encuentra situado en la cima del monte del mismo nombre, a 1.025 m. Rodeado por una muralla, el recinto incluye la ermita, la casa del ermitaño y la del capellán.

El Santuario está regido por el Patronato Mere Lego de Na. Sª. de Muskilda, que con su Mayordomo a la cabeza, se encarga del sostenimiento de la ermita y del mantenimiento de sus bienes.

 

     Conformado por tres naves de cuatro tramos cada una y una prolongación tras su cabecera que acoge camarín y sacristía, situada tras el retablo. Es más que probable que la estructura que hace en la actualidad las veces de cabecera edificada en el XVII - XVIII en la época de reforma del templo, viniera a sustituir a la cabecera original del mismo. El perfil exterior está realzado por la torre campanario situada sobre la portada de poniente y rematada en un tejado cónico que la confiere personalidad

   

    Posee una portada moderna (1671 se lee en la clave) a poniente y otra claramente románica tardía decorada con tres arquivoltas con bezantes y guardapolvo envolviéndolas, Los apeos se producen en pilastras rectas por medio de ábaco corrido no decorado

  

         En el interior el tramo de la nave central, situado más al este, delimita su espacio por medio de una verja del XV que aísla el retablo barroco realizado por Pedro de los Ríos en 1762. Las naves laterales del templo tienen una sección de cuarto de cañón apuntado y se dividen al igual que la central en tramos por medio de pilastras y "medios arcos fajones". El primer tramo central por detrás del recinto vallado, muestra en su bóveda decoración pictórica de fecha tardía con temática diversa, destacando los cuatro evangelistas.

La imagen de Santa María de Muskilda, talla  de la Virgen en madera policromada de finales del siglo XIV

 

 

     El santuario se halla rodeado por una cerca de piedra y contiene en su interior el mencionado templo así como la casa del ermitaño y la del capellán. Un paso bajo esta edificación continua el camino a pie hasta la portada sur del templo

Antes de marchar disfrutamos del bonito paisaje.   Desde la cumbre de Muskilda se pueden apreciar  unas espectaculares y agrestes vistas

Damos por terminado nuestro recorrido por esta ruta 1

  Ir a mapa Navarra            subir arriba         ir a Ruta 2            ir a ruta3      ir a Ruta 4      mapa España

r a