El rincón de Jesús y Mariví

PortadaPerfilesMi trabajoviajesEventos

 

 

  

          AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOBULGARIA   

VELIKO TARNOVO

La ciudad de Veliko Tarnovo es la población más importante del norte de Bulgaria y una de las más antiguas del país. Está situada a orillas del río Yantra, a unos 190 kilómetros de Sofía, y tiene una población aproximada de 70.000 personas.
La ciudad tiene más de 5.000 años y durante el Segundo Reino Búlgaro, entre los siglos XII y XIV, fue la capital de Bulgaria. Esa fue su época de máximo apogeo, en la que fue el centro político, económico y cultural del país.

En 1879, tras la Liberación de Bulgaria del dominio otomano, Veliko Tarnovo fue de nuevo, temporalmente, la capital del país, hasta que se eligió para ello Sofía. Ese mismo año la Primera Asamblea Constituyente adoptó la llamada Constitución de Tarnovo, la primera Constitución de Bulgaria, que establecía una monarquía hereditaria.

Veliko es “grande” en búlgaro, con lo cual el nombre de la ciudad significa “Gran Tarnovo”. El adjetivo “Veliko” se le dio en su día en honor a su estatus de capital del país. 

 

FORTALEZA DE TSAREVETS:

La Fortaleza de Tsarevets es probablemente lo más conocido de Veliko Tarnovo desde el punto de vista turístico. Está situada en la colina de Tsarevets, en un meandro del río Yantra, y ocupa un área de 2.800 metros cuadrados.
Data del siglo XII, cuando Veliko Tarnovo era la capital del Segundo Reino Búlgaro. Durante 200 años esta fortaleza fue el centro de la vida política, económica y cultural del país.

La fortaleza está rodeada por una imponente muralla de más de un kilómetro de largo, y se accede mediante una larga pasarela. En el centro están el complejo patriarcal y real y la iglesia “Ascensión de Cristo”. El interior está decorado con frescos del artista Theophanes Sokerov, que representan momentos y personajes importantes de la época.

 

Paseando desde la fortaleza hasta el hotel situado junto a una rotonda

 

Este es el hotel

 

El centro histórico de Veliko Tarnovo supone un sitio ideal para perderse por calles y callejones, no exentos, a menudo, de una importante pendiente. Serán decenas los históricos edificios que podremos ir contemplando, muchos de ellos anónimos, y que corresponden a la época de dominación otomana, pero también a la posterior, cuando el Estado Búlgaro fue restablecido. Son varias las calles que corren paralelas al Río Yantra, que ha horadado un bello cañón a su paso por Veliko Tarnovo. Los distintos miradores dispuestos en esta zona de ciudad permiten observan la cascada de viviendas que parecen precipitarse al angosto precipicio.

La calle del antiguo zoco: Samovodska Charshiya

En ese paseo, hay otro punto que no debes saltarte. Se trata del antiguo zoco, con su Samovodska Charshiya, la calle de los artesanos. Se llama así porque muchas de sus casas, en las plantas bajas, acogen talleres y tiendas de artesanía típica: desde artículos de cuero hasta dulces tradicionales. En el siglo XIX aquí había vendedores de fruta, verdura o quesos que ofrecían sus productos sobre alfombras colocadas en la calle adoquinada, frente a posadas, herrerías y otras tiendas.

 

   

 

  

   

 

Pequeñas terrazas que, desde la avenida, se abren hacia el río: con las fantásticas vistas hacia el Yantra y el monumento de la dinastía Asen.

 

Otro edificio francamente interesante es el que alberga el Museo del Renacimiento Búlgaro y de la Asamblea Constituyente. Se trata de una bellísima construcción de la segunda mitad del siglo XIX, obra del eminente arquitecto Kolyo Fucheto, uno de los más grandes del renacimiento búlgaro. En este lugar fue proclamada la primera constitución búlgara tras el restablecimiento del estado.

 

La catedral de la Natividad de la Virgen, de 1934 –construida sobre una iglesia anterior tras su destrucción por el terremoto de 1913

 

La catedral fue construida sobre el fundamento de la Iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen María, que estaba aquí antes. Iglesia anterior fue construido por el destacado arquitecto búlgaro Kolyo Ficheto en el período 1.842-1.844. Era un edificio de nave de piedra de cantería y ladrillo. Las grandes ventanas aleros ovales y anchas hacen único. Lamentablemente, como resultado de un fuerte terremoto de 01 de abril 1913 la iglesia fue destruida por completo.

En los años 1933-1934 en el sitio erigieron una nueva catedral. Por su Iglesia el diseño arquitectónico de la Santa Natividad de la Virgen es un templo del tipo cross-cúpula, en el que los locales forman una forma de cruz. En el techo de la nave central es una gran cúpula. Sobre el amplio porche cubierto en frente del edificio se encuentra el campanario. La nueva iglesia se convirtió en el centro de una pequeña zona de la parte antigua de Veliko Tarnovo.

En 1954, los pintores D. Gyudzhenov, Kozhuharov N., P. Seferov y pintor Alexander Velev de Tarnovo decoradas arcos de los murales del templo. El iconostasio tallado y el trono del obispo - la obra de un maestro talentoso D. Kushleva.

  

 

anretior Pueblo de Arbanasi                 subir arriba                 Bulgaria                  suguiente  Iglesia Rusa de Shipka