El rincón de Jesús y Mariví

PortadaPerfilesMi trabajoViajesEventos

 

 

             AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOLEON

La Capital LEÓN

Nos hospedamos en el bonito hotel QH. situado junto a la catedral.

 

Panorámica de la Catedral desde la habitación del hotel

 

La Puerta de la Muralla: Situada en la parte trasera de la catedral , esta es una de las pocas puertas que se conservan de las que existian de acceso a la ciudad , antiguamente amurallada .
Por su parte superior ( Cardenal Landazuri ) queda dentro de lo que antes era el recinto amurallado , y en ella se encuentra la misma talla de la Virgen Blanca que se encuentra en la fachada de la catedral . Por su parte inferior ( Avenida de los Cubos ) esta labrado el escudo de la ciudad , ya que esta era la parte que quedaba fuera del recinto .

Comenzamos nuestra visita de la Capital comenzando por la plaza de la Regla donde se encuentra la Catedral.

 

 

No puede haber título más explícito para esta escultura urbana: "Padre e Hijo", pues es exactamente lo que representa. Fue realizada en bronce en el año 1.997 por el artista Jesús Trapote Medina. Se halla enfrente de la catedral leonesa y el palacio episcopal.

 

La Catedral de León es una de las catedrales góticas más refinadas de España y el monumento más visitado de la ciudad. Se trata de un edificio gótico de estilo francés construido en el siglo 13 sobre las ruinas de unos antiguos baños de origen romano. Lo más llamativo del exterior de la Catedral de León es su fachada occidental con sus dos torres góticas de 65 y 68 metros respectivamente, diferentes entre sí. Esto se debe a que se construyeron en siglos distintos. La torre norte o Torre de las Campanas fue la primera en ser terminada, mientras que la torre sur o Torre del Reloj se terminó casi cien años después.

 

Entre la parte inferior de las dos torres se encuentra el tiple pórtico principal del siglo XIII que da acceso al templo. Los dos pórticos de los extremos están dedicados a San Francisco y San Juan Bautista, mientras que el central y más importante está dedicado al Juicio Final. Todos ellos conservan tallados muy cuidados con pasajes bíblicos, esculturas de apóstoles y reyes, figuras que han sobrevivido en buen estado al paso de los años. En la parte superior del pórtico se puede observar el gran rosetón central con vidrieras de finales del siglo XIII.

 

 

En el interior de la catedral se pueden disfrutar de los colores armónicos que desprenden las 125 vidrieras que inundan de luz las tres naves, el crucero, el coro y el deambulatorio con capillas radiales. El efecto de la piedra clara en combinación con los deslumbrantes rayos de sol que se filtran por las vidrieras le ha hecho ganarse el apodo de Casa de la Luz.

 

 

La Catedral de León cuenta con el coro de sillería más antiguo de España. Está tallado en madera de nogal por artistas flamencos en el siglo XV. Posee un nutrido grupo de imágenes grabadas relacionadas con personajes del Antiguo Testamento.

 

 

La catedral cuenta con un gran número de capillas, destacando la Capilla de la Virgen Blanca que guarda desde 1954 la escultura original de la Virgen Blanca. Una escultura al más puro estilo gótico leonés que muestra a la Virgen inmaculada en un perfecto estado de conservación.

Otro de los elementos a destacar de la catedral son las distintas esculturas funerarias y sepulcros, muchos de ellos recuperados de la antigua catedral románica. Entre los sepulcros se pueden observar el del Rey Ordoño II de León cerca del Altar Mayor, el sepulcro del Obispo Don Rodrigo, el sepulcro de Martín "el zamorano" y el sepulcro de Martín Fernández.

Presidiendo uno de los lados de la Plaza de Regla, frente a la Catedral, se encuentra el Palacio Episcopal, sede del obispado y de la Diócesis de León. Poca gente sabe que anterior al edificio que hoy vemos hubo otro, que fue destruido por un incendio intencionado, producido por el amotinamiento del pueblo leonés a raíz del asesinato del canónigo tesorero de la catedral, Fernando Cabeza de Vaca, por los criados del obispo Rodrigo de Vergara.

El actual Palacio Episcopal es del siglo XVI, con portada gótica flamenca, torreones en las esquinas y bonitos balcones y ventanas protegidas con rejas de hierro forjado.

Continuamos nuestro paseo por la calle principal de Ancha que va desde la Catedral hasta la Casa de los Botines.

 

Casa de los Botines. Magnífico edificio neoclásico ubicado junto al Palacio de los Guzmanes. Fue construido por Gaudí, en sillería procedente de la montaña leonesa. Lo más destacable de su fachada son los cuatro torreones en sus esquinas, rematados en pináculos de pizarra. Sobre la puerta principal de acceso hay una impresionante escultura que representa a San Jorge matando a un dragón. En el interior hay vidrieras emplomadas sobre base de cemento, preciosas. Frente al edificio hay una escultura urbana realizada en bronce de Antonio Gaudí sentado en un banco.

Bajando por la calle Ancha, todo el Barrio que se encuentra a la izquierda es le famoso Barrio Húmedo. Es quizás la zona más popular de la ciudad, muy frecuentada tanto por turistas como por residentes. Gira en torno a la Plaza de San Martín (declarada B.I.C en la categoría de Monumento en 1975), y la Plaza Mayor. En las estrechas callejuelas aledañas a estas dos plazas se encuentran multitud de bares de tapeo, pubs de copas, y restaurantes/mesones de cocina típica y tradicional leonesa (como El Latino, el Llar, la Casa de los Botines, el Celso, El Tizón, la Pintona...).

En León es muy típico "salir de tapas o vinos", cada bar tiene su tapa característica que ponen de forma gratuita con cada consumición. Así, podemos tomar croquetas de diferentes ingredientes en El Rebote, patatas ali-oli o gambas en el Latino, pizza en La Competencia, morcilla en La Bicha, sopas de trucha en el In Situ, cecina leonesa en el Latitud42, huevo frito con picadillo en el Puerta Sol, etc.

 

  

En las fotos de arriba podemos ver La Plaza Mayor. Es la típica plaza castellana, rodeada de casas con soportales, en cuyos bajos se encuentran multitud de bares de copas que en época de buen tiempo sacan sus terrazas a la plaza, formando un lugar muy agradable para tomar algo.

La plaza Mayor es lugar de celebración de un mercado tradicional de frutas, verduras, hortalizas y en ocasiones, pequeños animales como conejos o gallinas, todos los miércoles y sábados por la mañana. En ella también se celebran multitud de eventos festivos como conciertos, feria de la tapa, o el tradicional "encuentro" de la procesión del viernes santo. Antiguamente también servía como plaza de toros.

Dos son los edificios más destacables: El hotel NH Plaza Mayor, y frente a él el antiguo Consistorio, un edificio de fachada barroca flanqueado por dos torres. A lo largo de su historia ha tenido distintas funciones: Escuela municipal, Archivo Municipal, Casa de Socorro, juzgado, orfanato infantil...

Sin duda la Real Colegiata de San Isidoro es una de las visitas obligadas en la capital leonesa. Es una de las obras románicas más importantes de la península, y está declarada Monumento Histórico desde 1.910.

El templo fue construido en el siglo XI por orden de Fernando I y su esposa Dª Sancha, y ampliado posteriormente por su hija Dª Urraca y sucesores. Consta de tres naves y tres ábsides en la cabecera. Lo más destacable de la fachada es la puerta principal de acceso a la colegiata, dedicada a los peregrinos y denominada Puerta del Cordero, por la iconografía que tiene el dintel, flanqueada por las imágenes de San Pelayo y el rey David, además de los signos del zodiaco. Está culminada con la imagen de San Isidoro montado a caballo.

En su interior alberga un precioso retablo del siglo XVI en el que se representan escenas de la vida de la Virgen y de la pasión. En esta Colegiata se expone permanentemente al Santísimo, por lo que está abierta día y noche.

 

 

Frente a la colegiata se encuentra la Fuente de San Isidoro

  

 Es una fuente ornamental de piedra de base cuadrada, en cuyo centro se levanta una columna rectangular que está coronada por la escultura de un león. En los lados delantero y trasero de esta columna hay dos cabezas de los que sale un chorro de agua, y en los otros dos lados hay dos placas conmemorativas que indican que la fuente fue mandada construir por Carlos III para mejorar la salud pública y adorno de la ciudad.

 

Esta escultura urbana se encuentra frente a la Real Colegiata de San Isidoro, en pleno centro histórico de la ciudad. Consta de un pedestal de piedra de base cuadrada en el que hay una inscripción que cuenta la tradición que motiva dicha escultura. Sobre el pedestal se erigen dos estatuas de bronce que simbolizan al Abad de San Isidoro y al Alcalde de la ciudad. La escultura fue realizada por José Luis Fernández en 1.999.

La tradición de "Las Cabezadas" se celebra anualmente en la ciudad el último domingo de Abril, y consiste en la ofrenda de un cirio por parte de la corporación local al abad en agradecimiento al ruego de lluvia implorado a San Isidoro por el pueblo leonés en el año 1.158. Esta ofrenda conlleva una disputa dialéctica entre ambos ("el foro u oferta"), ya que el abad considera que el agradecimiento es una obligación del pueblo y el alcalde dice que es voluntario.

Continuando con nuestra visita a la ciudad  nos dirigimos por la Plaza de Santo Domingo y continuando por la Gran vía hasta llegar al Parador de San Marcos

Esta plaza es el epicentro de la ciudad, y punto de separación entre el casco antiguo y la ciudad moderna. De esta plaza parten diversas calles importantes:
-Al Norte la Calle Ancha, la peatonal que da acceso al casco histórico y lleva directamente a la Catedral. Al inicio de esta calle nos encontramos con la Plaza de San Marcelo (con la Iglesia del mismo nombre), el Palacio de los Guzmanes (la Diputación), y la Casa de Botines.
-Al Sur, la C/ Ordoño II, principal eje financiero y comercial, donde se encuentra el Ayto.
-Al este, la Av. Independencia, que nos llevará al Teatro Emperador, y parte de las murallas.
-Al oeste, las calles Av. Ramón y Cajal (por donde accederemos a la Colegiata de San Isidoro) y Av. Gran Vía de San Marcos (que nos lleva al Parador de San Marcos y al polígono de Eras de Renueva, donde se encuentran el Musac y el Auditorio).

En la misma Plaza de Santo Domingo se encuentran varios edificios de interés: El Museo Provincial de León, el Hotel Alfonso V, la oficina principal del BBVA, y la entrada a uno de los aparcamientos subterráneos de la ciudad. Frente a la entrada del aparcamiento hay un reloj, principal punto de encuentro donde todo el mundo suele quedar. En uno de los lados de esta plaza se encuentra una escultura urbana ciclópea: La Negrilla.

  

Este es el Parador y Convento de San Marcos

 

+

El Monumento al Peregrino de León se encuentra en la hermosa plaza de San Marcos, justo delante del Parador Nacional del mismo nombre.

Es una obra del escultor Martín Vázquez de Acuña, de bronce fundido que se inauguró en 1998. Representa al un peregrino descalzo, que reposa su cabeza en una gran cruz de piedra mientras observa el monumento que se muestra ante sí.

Sin duda una parada obligada a los peregrinos que van camino de Santiago de Compostela, y por que no, de los otros peregrinos que viajamos por las ciudades españolas.

 

 

El Convento de San Marcos es uno de los lugares de visita obligada en la ciudad. Es una iglesia que se encuentra adosada a la joya plateresca de San Marcos (hoy parador de turismo), declarado Monumento Histórico Artístico. En ella no se celebran misas normales, es utilizada sólo para ceremonias religiosas, principalmente bodas que luego dan el convite en el Parador.

Es del siglo XVI, de estilo gótico tardío e influencias platerescas. En sus inicios fue un hospital de peregrinos, como puede apreciarse por las conchas de peregrino que hay en su fachada. Es digna de ver por dentro, ya que contiene un precioso claustro y varias obras de Juan de Juni. Son también destacables la sillería del coro y el retablo del altar mayor.

 

 

 

Ésta es una interesante ruta que creó el Ayuntamiento en el año 2007, mediante la cual se pueden visitar los hallazgos de los asentamientos romanos encontrados en las diversas excavaciones arqueológicas realizadas en la ciudad.

Puede hacerse por libre, o puede concertarse una visita guiada gratuita que parte de la plaza de la Catedral frente al Seminario (hay 2 diarias). Si la hacemos a nuestro aire no hay más que ir siguiendo las huellas que simbolizan alpargatas romanas indicadas en el suelo, e ir leyendo las inscripciones que figuran en los atriles de cada enclave.

La ruta es peatonal, y abarca ocho enclaves, todos ellos en el casco histórico:
1. Iglesia de Santa Marina, donde se encontraron restos de la Legio VII.
2. Casona de Puerta Castillo, junto al Arco de la Cárcel.
3. Murallas, en la Avenida de los Cubos.
4. Depósito de San Pedro.
5. Jardines del Cid, donde hay un tramo de acueducto.
6. Cripta de Cascalerías: Anfiteatro.
7. Cripta de la Catedral: Entrada principal de la Legio VII. Estas excavaciones se podían ver a través de cristales en el suelo frente a la catedral, pero han sido tapados.
8. San Pelayo: Cuarteles de un campamento militar romano.

La ruta pretende su declaración como Bien de Interés Cultural.

 

 

 

 

PRINCIPIO PÁGINA                           MAPA DE LEÓN