El rincón de Jesús y Mariví

Mi trabajoEventosPortadaviajesPerfiles

  

          AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIO HOLANDA  

THOR

La pequeña ciudad de Thorn está en el sur de Holanda, en la provincia de Limburgo. En su época fue el principado más pequeño del mundo, y ahora es uno de los lugares que debes visitar cuando vengas a Holanda. Thorn es famosa por sus casitas antiguas pintadas de blanco y sus edificios monumentales.

 

La Iglesia de la Abadía (Abdijkerk) de Thorn. Aquí empezaba antes la ciudad. Este imponente edificio se fue creando a lo largo de los siglos y en distintas fases. La parte más antigua data del siglo X. El interior es del siglo XVIII. A finales del siglo XIX la abadía fue restaurada por Pierre Cuypers, conocido por la Estación Central y el Rijksmuseum en Ámsterdam.

 

 

Thorn apareció cuando hacia 990 se fundó la abadía para religiosas procedentes de la aristocracia. El lugar fue creciendo hasta convertirse finalmente en un pequeño principado. Tres siglos después Thorn obtuvo sus derechos de ciudad, y se amuralló parcialmente. Muchas de las casitas donde moraban aquellas mujeres se conservan aún, y pueden visitarse.

Cuando a finales del siglo XVIII las damas de la aristocracia huyeron de los franceses, llegaron a la ciudad muchos pobres. Los franceses crearon un impuesto que dependía del tamaño de las ventanas de las casas. Como los pobres no podían pagarlo, redujeron el tamaño de sus ventanas cerrándolas con ladrillos. Después las pintaron de blanco, para que no se viera la diferencia entre los ladrillos nuevos y los viejos.

  

  

 

 

     

comienzo de página                                           HOLANDA