El rincón de Jesús y Mariví

PortadaPerfilesMi trabajoviajesEventos

 

 

  

          AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOBULGARIA   

PLOVDIV

La historia de Plovdiv a hace 6000 años atrás, por lo que es bastante más antigua que las mismísimas Atenas o Roma. Es, por tanto, una de las ciudades europeas que ha estado habitada durante más tiempo.  Antiguamente le llamaban Eumolpia (342 a. C.) y fue conquistada por el rey Filipo II de Macedonia, el papi de Alejandro Magno. Con un alarde de imaginación le cambió el nombre por uno que le debió parecer más bonito, así que le llamó Philippopolis (Filipópolis).

Bajo dominio tracio se la conoció como Pulpudeva (traducción de "Philippopolis"). Una vez que los romanos derrotaron a los Tracios pasó a formar parte del Imperio Romano y le llamaron Trimontim ("Ciudad de las tres colinas") capital de la provincia de Tracia. Por este motivo veremos bastantes restos romanos en la ciudad. Hasta el siglo XV no se llamó Plovdiv.

  

Entramos en el casco viejo de la ciudad. Comenzamos nuestra ruta en Plovdiv recorriendo el casco antiguo que se sitúa sobre 3 de las colinas de la ciudad. En seguida nos llamaran la atención el buen estado de las antiguas casas que datan del Renacimiento búlgaro siglos XVIII-XIX, estas casas pertenecían a mercaderes que acaudalaron sus fortunas gracias a las innumerables rutas de comerciantes que pasaban por Plovdiv

Casa Georgiadi

Se construyo en 1848 perteneció al comerciante turco Dimitar Georgiadi. Hoy en día es un museo. Se exhibe aquí la colección del Museo Regional de Historia que cubre el período otomano temprano (siglos XV-XVII) y que evoca la resistencia de la población local contra el dominio otomano. El Museo conserva documentos importantes y pertenencias personales de eminentes ciudadanos de Plovdiv que contribuyeron a la prosperidad económica de la ciudad, al desarrollo de la cultura . La colección del museo abarca también el Movimiento de Liberación Nacional y sus dirigentes

   

  

Pasamos por este arco de piedra conocida como Hisar Kapiya. Es una de las tres puertas que daban acceso a la antigua ciudad. Hisar Kapiya, literalmente en turco, puerta de la fortaleza es uno de los lugares más visitados y fotografiados de la ciudad. La primera puerta data del S.II aunque lo que podemos ver hoy en día es realmente del S. XIII-XIV. 

 Pasamos la puerta  y subimos hasta una plaza y a la derecha se encuentra el museo etnográfico o casa Kuyumdzhioglu

Bonita plaza

Museo etnográfico de Plovdiv en la Casa Kuyumdzhiog

Es un museo de etnografía situado en Plovdiv, Bulgaria. Su sede desde 1938 está ubicada en la casa del mercader Argir Kuyumdzhioglu, construida en 1847 en el centro histórico de la ciudad. El museo alberga seis exposiciones, cada una ubicada en una sala distinta.

La Casa Kuyumdzhioglu, la sede del museo, fue construida en 1847 por el mercader Argir Hristov Kuyumdzhioglu, oriundo de Plovdiv. Fue un prominente comerciante que poseía una compañía en Viena. La casa fue construida por Hadzhi Georgi, proveniente del pueblo de Kosovo en las montañas Ródope, y fue descrita como el primer ejemplo de la arquitectura barroca de Plovdiv de mediados del siglo XIX. La casa tiene una fachada simétrica, aunque alberga dos plantas en su lado occidental y cuatro plantas en su lado oriental, aprovechando el desnivel natural. La Casa de Kuyumdzhioglu se encuentra muy cerca de la puerta oriental del centro histórico de Plovdiv, la puerta de la Fortaleza, y tiene unas dimensiones de 570 metros cuadrados repartidos en doce salas y espaciosas galerías. Su decoración interior y exterior presenta sofisticados motivos florales. El techo de cada habitación está realizado en madera y alberga un patio interior con jardín.

  

Tras la Liberación de Bulgaria del yugo otomano en 1878, Argir Kuyumdzhioglu abandonó Plovdiv para asentarse en Viena. Desde 1898 a 1902, la casa fue utilizada como hospedaje femenino. Más tarde, fue utilizada como sombrerería por Garabet Karagyozyan, como almacén de harina y fábrica de vinagre.​ En 1930 fue adquirida por el mercader de tabaco búlgaro Antonio Colaro, quien intentó demoler la casa y construir un almacén de tabaco, aunque estos planes fueron frustrados por el Ayuntamiento de Plovdiv, quien adquirió la vivienda en 1938 y la restauró para establecer el museo

  

 

 

Seguimos bajando a través de callejuelas empedradas y entramos en una zona que nos lleva atrás en el tiempo y en la historia, laberínticos caminos rodeados por murallas. Se trataba de restos de la muralla romana, que en origen tenía un perímetro de 2,7 kilómetros y que lamentablemente fue destruida en el siglo III por los godos.

  

 

Iglesia de San Constantino y Santa Elena:

La iglesia de San Constantino y Santa Elena es uno de los templos cristianos más antiguos de Plovdiv, que se encuentra en un sitio que albergaba un santuario cristiano ya a principios del siglo IV. Está en las murallas de la Acrópolis, en el centro de la ciudad vieja. Los mártires Severian y Memnos fueron decapitados en 304 (en el lugar donde está la iglesia) a causa de su religión cristiana. Los arqueólogos apoyan que el templo fue construido 30 años después de la muerte de los mártires y que llevaba sus nombres. El nombre actual data del momento cuando el emperador Constantino fue canonizado como santo por lo que cambiaron el antiguo nombre por el suyo y el de su madre.

  

A lo largo de los años, el templo fue construido y reconstruido y lo que vemos hoy en día data de 1832. En 1950, se descubrió durante las excavaciones, un osario que conservaba los restos de decenas de generaciones de habitantes de Plovdiv. Hoy descansan en una fosa situada bajo una lápida que se encuentra en el patio del templo. Este patio está rodeado de un sólido muro de piedra que llega a 6 a 8 metros de altura y está coronado por una cornisa de ladrillo macizo. Algunos edificios adicionales en el patio da al conjunto una apariencia de monasterio.

    

 El interior tiene tres naves con un techo abovedado de extraordinaria riqueza. Hay murales, un iconostasio tallado en madera, iconos y un púlpito de madera tallada.

 

Exposición Zlatyu Boyadzier

Antiguo Monasterio Derviche del siglo XIX hoy reconvertido en restaurante

    

Casa Lamartine, de tres pisos y 2 niveles de sus miradores que sobresalen hacia fuera con respecto al nivel inferior

Teatro Romano del siglo II

El teatro romano de Plovdiv es un antiguo recinto para representaciones teatrales que fue construido por la Antigua Roma en la ciudad entonces llamada Trimontium y en la actualidad perteneciente a Bulgaria. El recinto fue levantado durante el reinado del emperador Trajano (98-117 d. C.), en origen tuvo capacidad para entre 5000 y 7000 espectadores sentados y en la actualidad sigue en uso gracias a su buen estado de conservación fruto de una cuidadosa restauración

El teatro presenta la estructura canónica de este tipo de edificaciones romanas: planta semicircular con un diámetro de 82 metros y dos partes principales, las gradas y la escena. El auditorio, que era donde se sentaban los espectadores, está excavado en una colina aprovechando su pendiente y las filas de asientos más alejadas necesitaron un soporte estructural y sólidos muros de retención. Las gradas, que estaban a cielo abierto y rodean a la orquesta, el escenario de 26 metros de diámetro para representaciones teatrales, tienen forma de herradura de caballo e incluyen 28 filas concéntricas de asientos de mármol divididos en dos niveles por un pasillo (diazoma). La parte superior de la cávea está interrumpida por unas estrechas escaleras radiales que la dividen en varios sectores con forma de cuña. El teatro también tiene un podio sobre el que se elevan las columnas del frente de escena.

 

El telón arquitectónico que cierra y decora el frente de escena se levanta al sur del conjunto. Cuenta con tres pisos de altura y básicamente consiste en un gran muro soportado por columnas y rematado por varios frontones triangulares, aunque de estos solo se conserva uno. Abajo está el proscenio, que es el murete frontal del podio, de 3,16 metros de altura sobre el cual se levanta el escenario y está ornamentado por nichos y pequeñas columnillas de orden jónico. El frente de escena que se orienta hacia los espectadores se compone de dos pórticos de dos pisos cada uno, el inferior sustentado por columnas de orden jónico y el superior por columnas de orden corintio. Esta fachada queda dividida por tres puertas ubicadas simétricamente. Los dos accesos a la orchestra están realzados por unos pórticos cubiertos por arcos de medio punto. Un pasillo subterráneo techado por una bóveda de medio cañón comienza en el centro de la orquesta, pasa bajo las gradas y lleva al exterior del teatro. Otro pasadizo abovedado circula bajo la bancada central de asientos de la summa cávea y la conecta con la zona de las Tres Colinas.

  

La puerta de entrada principal al teatro

  

Catedral Theotokos (Sveta Bogoroditsa)

Seguimos con los lugares que ver en Plovdiv y nos vamos a la cercana Catedral Theotokos (Sveta Bogoroditsa). En su forma actual de la iglesia fue construida en 1844 por los maestros constructores de Bratsigovo con donaciones voluntarias de los ciudadanos patriotas de Plovdiv. En 1859, el servicio de misa se llevó a cabo aquí en búlgaro por primera vez, y marcó el inicio del movimiento de la Iglesia búlgara autónoma.

El iconostasio de la iglesia se hizo de talla en madera y dorados, del estilo Imperio y lleva pintados iconos del siglo 19 originales, realizados por artistas de la época del renacimiento nacional. Posee un campanario azul y rosa que fue añadido con ayuda rusa en 1880, tras la liberación. En sus murales aparecen representados santos ortodoxos búlgaros y líderes del movimiento de liberación.

 

Junto a la catedral estas tumbas y una estatua

 

 

El barrio de Kapana

 Este barrio empieza en la mezquita Dzhumaya. Es sin duda la esencia del nuevo Plovdiv, un lugar lleno de locales alternativos, arte urbano, comercios artesanales y música en vivo. Kapana, que significa Trampa, es un pequeño barrio de estrechas callejuelas siempre ha estado relacionado con la artesanía. Desde hace 5 siglos ha sido el distrito de las profesiones, de hecho la mayoría de calles conservan sus nombres (la calle del cuero, del hierro, etc…)

 

Pero en los últimos años se invirtieron muchos esfuerzos en reavivar esta parte de la ciudad que estaba en decadencia. En especial gracias a haber sido elegida como Capital Europea de la Cultura para 2019. Si visitas Kapana comprobarás por ti mismo que se ha conseguido y con creces. Este distrito está repleto de artistas alternativos y artesanos locales y es el lugar más de moda de toda Bulgaria.

 

Plaza Dzhumaya

Estamos en  la plaza Dzhumaya, donde podemos ver  la mezquita de Dzhumaya y los restos del circo o Estadio Romano de Trimontium. Está a un nivel inferior de la calle, que ha sido desenterrado y restaurado, y junto a él una estatua de bronce del fundador de Plovdiv con pose de emperador romano

Mezquita Dzhumaya

En el lado oriental de la plaza se levanta mezquita Dzhumaya construida en 1364 por Murat I.  La mezquita Dzhumaya forma parte del Plovdiv otomano, que con su llegada a la ciudad en el siglo XIV construyeron mezquitas y edificios típicos orientales. Esta mezquita es la mejor muestra de aquella época que se conserva hoy en día en Plovdiv, gracias a una magnífica restauración del templo.
La mezquita Dzhumaya, construida sobre la antigua catedral de Plovdiv, es una de las más antiguas de los Balcanes y también la más grande de todas las mezquitas que tenía la ciudad de Plovdiv, aunque hoy en día solamente se conservan dos de ellas. La mezquita tiene forma rectangular y tiene una gran influencia bizantina y también del arte búlgaro tradicional, caracterizado por presentar dos capas de ladrillos después de cada piedra del exterior del edificio. La mezquita cuenta con nueve cúpulas recubiertas con láminas de plomo, y un alminar decorado con ladrillos rojos sobre un fondo blanco.
En el interior se puede observar una decoración compuesta de frescos de finales del siglo XVIII y adornos de flores colocados entre los medallones que recogen citas del Corán.  En un lateral está adosado un bar restaurante.

   

Estadio Romano en la plaza Dzhumaya

El circo se encuentra en la parte baja de la ciudad, entre las colinas Sahat y Taksim y fomaba parte de un complejo compuesto por el circo, las termas y el tesoro. El circo tenía  capacidad para 30.000 espectadores y 180 metros de largo y estaba destinado a acoger los Juegos Alejandrinos.
Actualmente se pueden contemplar algunas columnas que pertenecieron al circo y también alguna de sus terrazas, pero el resto del edificio quedó enterrado bajo la calle Aleksandrovska y la plaza Dzhumayata al realizarse la ampliación de la ciudad. Por este motivo se puede solamente acceder a una parte lateral del circo, es posible pisar parte de la pista y algunas de las gradas en las que se situaban los espectadores.
A pesar de lo poco que nos queda de él, su belleza y características son impresionantes. Aún más si nos imaginamos la construcción en todo su esplendor. El circo se construyó a imagen y semejanza del de Delphi, lo que le convierte en un edificio especial ya que solamente hay 12 de este tipo en todo el mundo.

  

    

En la plaza desemboca la calle principal y la de Alexander I. Es una plaza con mucha actividad, donde se respira la calidad y cultura artística de Plovdiv

 

Calle Alexander I

Es una calle totalmente peatonal. Es una calle muy comercial con numerosas tiendas, bares, cafés y galerías.  Diría que es la zona principal y más animada de Plovdiv. Esta zona se ve bastante moderna, con bonitos edificios.

  

El monumento dedicado a la ciudad por haber conseguido el título de Capital Europea en 2019

  

 

Por esta calle de Alexander I se llega a la Plaza Stefan Stambolov, alrededor de la cual hay diversos restaurantes y, dependiendo de la época, puestos locales con artículos típicos.

 

Fachadas de la Plaza Stefan Stambolov

Foro Romano

Hacemos una última parada en Roma y es que en una de las entradas principales a los Jardines del Zar Simeon encontramos los restos del foro romano. Este es el foro más grande de Bulgaria y eso que está parcialmente excavado, hay zonas construidas desde hace siglos sobre lo que fue el foro y es inviable modificar el centro por este motivo. 

Aun así podrás ver parte del foro y pasear entre los restos de lo que fue el centro público, administrativo, cultural, comercial y religioso de Philippopolis y que tienen casi 2000 años.

Tras visitar esta espléndida ciudad nos retiramos y de camino al hotel nos encontramos con esta moderna iglesia

    

 

 

anterior Kazanlak                       subir arriba                     Bulgaria