El rincón de Jesús y Mariví

PortadaPerfilesMi trabajoViajesEventos

 

  AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOASTURIAS                  

COLONBRES

Son muchos los que tuvieron que partir allende lo mares. Los colombrinos lo saben bien. Se despidieron de sus familias para poner rumbo a las Américas, a lo desconocido. Pero lo desconocido se tornó en riquezas a su regreso. Hoy Colombres es el resultado de ese pasado reciente, de esas historias de ida y vuelta, y de un futuro prometedor. No te lo pienses y descubre uno de los pueblos más bonitos del oriente de Asturias. Un recorrido cuajado de casas indianas por los mejores lugares que ver en Colombres.

Plaza del Ayuntamiento: Centro neurálgico de Colombres y uno de sus rincones más bonitos. Su construcción se la debemos a Manuel Ibáñez Posada, un banquero que hizo fortuna en México y cuyas contribuciones a Colombres le valieron el título de Conde de Ribadedeva (concejo al que pertenece Colombres). Estamos ante un gran espacio ajardinado cuyo máximo protagonista es la Casa Consistorial. Un edificio de corte señorial que parece más propio de una ciudad que de un pueblecito del interior de Asturias. El centro de la plaza está presidido por una estatua de bronce en honor al Conde de Ribadedeva, fallecido en 1891.

Iglesia de Santa María de la Asunción: Junto a la plaza se erige un templo de estilo neobarroco reformado por completo a finales del siglo XIX. Os podéis imaginar la procedencia de los fondos ¿verdad?. Se trata de una iglesia atípica, muy diferente a otras de la zona desde el punto de vista arquitectónico. Destacan, sobre todo, sus dos torres campanario monumentales.

Archivo de Indianos y Museo de la Emigración: La casa de indianos más espectacular de Colombres y una cita ineludible con la historia. La Quinta de Guadalupe (su verdadero nombre) es una auténtica belleza colonial. Una gran mansión de color azul pastel, repleta de barandas, galerías de cristal y rodeada por una extensión de jardines impresionante. Sin duda, la más espectacular que he visto en mi vida. La edificación de esta joya fue promovida por Iñigo Noriega Lasso, un emigrante colombrino que mandó construirla desde América. Sin embargo, nunca llegó a ocuparla. Desde el año 1987 cumple la función de sede de la Fundación Archivo de Indianos y dentro de sus instalaciones, además de admirar su magnífica arquitectura, podemos visitar el Museo de la Emigración.

 

 

El recorrido museístico está dedicado al fenómeno de la emigración a América y los viajes de ultramar. 3 plantas completas que nos darán una visión global de lo que ha supuesto para comunidades como la asturiana. Sus interiores, espectaculares, despliegan un interesante programa iconográfico referido al fenómeno de la emigración a América y el viaje ultramarino. Los colores, tanto del interior como del exterior, hacen alusión a los verdes y azules cambiantes del océano. Las pinceladas en plata evocan la riqueza que la emigración aportó a la tierra de partida. Se han restaurado minuciosamente todos los espacios de la casa, artesonados y vidrieras artísticas, de acuerdo al estado original del edificio cuando fue construido.

    

La planta principal cuenta con un amplio salón en un patio abierto y a su alrededor las dependencias del comedor, sala de recibir, espacios dedicados a exposiciones de la emigración a Cuba y Tampa, la emigración política, y una amplia veranda.

 

  

La planta primera alberga la Biblioteca, así como espacios museísticos dedicados a Manuel Ibáñez, primer Conde de Ribadedeva; Iñigo Noriega Laso; La emigración: una cultura de empresa y varios salones dedicados a la emigración a México.

  

  

La planta segunda está dedicada por completo a la exposición permanente, con salones de las comunidades asturianas en Chile, Argentina y el Centro Asturiano de Buenos Aires y otros países, así como una exposición sobre el viaje ultramarino y los naufragios.

    

La Casa de Piedra. Edificio promovido por la familia Sánchez Escalante y reconvertido en Casa de la Cultura de Colobres

 

   

La Mansión del Abuelo de Víctor Sánchez Escalante. De estilo tradicional asturiano, esta casa es también una de las más antiguas.

  

La Casa Roja de Eduardo Sánchez Escalante. Popular por haber servido de escenario para el rodaje de la serie ‘La señora’.

  

Finca las Raucas de Manuel Ibáñez Posada. Una gran casa solariega de líneas muy sobrias y austeras.

  

La Solana de Ulpiano Cuervo Sola. Casa indiana de los años 20 y con claras influencias montañesas.

   

Casa de los Leones de Francisco Sánchez Villaverde. Llamada así por la cabeza de león colocada sobre el dintel de la balconada.

    

Quinta Buenavista. Flanqueada por dos grandes palmeras, esta casa de indianos continúa habitada durante todo el año por la misma familia que encargó su construcción.

  

El Cantu. Preciosa mansión de un color azul brillante, hoy destinada a la función de albergue rural.

Casa de las Palmeras de Perfecta Sánchez Escalante. Esta maravilla se puede alquilar como vivienda vacacional.

PRINCIPIO PAGINA                        ASTURIAS