El rincón de Jesús y Mariví

ViajesPerfilesMi trabajoPortadaEventos

 

 

  

         AMÉRICAASIAÁFRICAEUROPAORIENTE MEDIOARGENTINA   

CALAFATE

               Llegamos a Calafate el día 10 procedentes del vuelo de Ushuaia.

   

      Una pequeña aldea de la Patagonia a orillas del increíblemente azul lago Argentino, El Calafate se conoce como la capital nacional de los glaciares, que se pueden ver bien de cerca, y hasta oír el hielo resquebrajarse, en el Parque Nacional Los Glaciares. Para disfrutar de vistas panorámicas, el Parque Nacional también tiene plataformas y senderos de fácil acceso para ver los glaciares en todo su esplendor.

         Primero realizamos la navegación por los grandes glaciares. En un catamarán navegando por el Lago Argentino y pasando por una cantidad increíble de témpanos llegamos a la laguna Onelli.

 

   

  

   

 

Desembarcamos y comimos a orillas de la laguna Onelli totalmente abarrotada de témpanos de hielo.

 

 

 

 

A continuación embarcamos en dirección del Glaciar Upsala, por el brazo norte del Lago Argentino. Es un gran glaciar que cubre un valle en el Parque Nacional Los Glaciares en Argentina. Su nombre se debe a que la Universidad de Upsala realizó el primer relevamiento de la región. Sus campos de hielo cubren una extensión de 870 km². El glaciar posee una longitud de 50 Km (siendo el más largo de Sudamérica) y un ancho de 10 Km. Fluye desde el Campo de Hielo Patagónico Sur, el cual también da origen al Glaciar Perito Moreno que se encuentra en la misma área, hasta el Lago Argentino.

 

 

 

     Continuamos hacia el Glaciar Spegazzini sin duda impresionante por su grandeza. Es el más grande del parque con superficie de 66 km2, y un ancho de 1,5 Km. Se destaca principalmente por sus altas e imponentes paredes. La altura del frente alcanza los 135 msnm. Es muy atractivo el contraste de la vegetación que envuelve a este Glaciar provocado por su avance, la acción del viento y el sol.  Después de ver tanta majestuosidad regresamos a puerto para volver por carretera a Calafate.

  

   

 

 

         Al día siguiente visitamos a el más conocido e imponente de los glaciares de este Parque Nacional es el Glaciar Perito Moreno, ubicado en el extremo sur, frente a la Península de Magallanes, a 78 Km. de El Calafate. Este glaciar muestra un sorprendente y curioso fenómeno, en el que su gran masa de hielo avanza continuamente, provocando la acumulación, ruptura y desprendimiento de gigantescos bloques de hielo en su frente de 5 Km. de ancho, situado sobre el Canal de los Témpanos; allí es donde navegan los numerosos fragmentos de hielo del glaciar.

Lo divisamos en barco , por las pasarelas y lo recorrimos paseando por encima de los hielos. El espectáculo tanto visual como de sonido por sus estruendos es impresionante. Aquí podéis ver las fotos y el video realizado en la pasarela

 

   El frente del glaciar sobrepasa los 60 m sobre el agua en su altura máxima, de donde caen continuamente trozos de diversos tamaños, produciendo una estridencia comparable al sonido del trueno.

 

 

 

 

              Realizamos un minitrekking en el  glaciar Perito Moreno . La excursión, que es de día entero, comienza en el Puerto de la Bahía “Bajo de Las Sombras”, ubicada a 22 km desde la entrada al Parque Nacional Los Glaciares y a 8 km. del glaciar. Allí se embarca para alcanzar la orilla opuesta de la Península de Magallanes, cruzando el Brazo Rico del Lago Argentino. El tiempo de navegación es de aproximadamente veinte minutos.

  

Guías especializados conducen al grupo (de aprox. 20 personas) a través de una senda costera por la cual se arriba, después de unos 30 minutos, a la margen sur del glaciar. En este lugar, asistidos por personal idóneo, se colocan los grampones metálicos en el calzado, necesarios para poder realizar la caminata sobre el hielo. Asimismo, se explica la técnica básica para utilizarlos y se brinda al turista una breve charla acerca de la génesis glaciaria, la flora y la fauna regionales.

A partir de allí, se comienza a ascender lentamente al glaciar, para realizar un recorrido de aproximadamente dos horas contando con paradas ocasionales para la toma de fotografías. Es una oportunidad única para apreciar in situ las distintas formaciones del glaciar (sumideros, grietas, etc.) y las variadas tonalidades del hielo que constituyen un espectáculo en sí mismas. La sensación que se experimenta es indescriptible.

 

  

 

  

Al final del recorrido tomamos un whisky con hielo del glaciar

 

Al regreso y tras quitarnos los grampones, se utiliza una senda alternativa a través del bosque, lo que permite obtener una panorámica diferente del glaciar. Al arribar al refugio, se almuerza y luego el grupo se embarca para navegar de regreso hacia el punto de partida.

 

 

       Al atardecer visitamos esta Estancia, donde nos enseñaron el manejo y trabajo con las ovejas. Mientras tanto se asaba el cordero para cenar.

 

volver a Ushuaia              volver arriba           ir a Chalten